miércoles, 18 de mayo de 2016

Mi Responsabilidad con mi Mascota


Recibir una mascota en nuestro hogar es recibir un nuevo miembro en la familia, debe ser una decisión tomada con mucha seriedad y conciencia. Es un alma que tendrá sus propias necesidades, necesitará cuidados, atención, aceptación, necesitara su espacio, disciplina, educación y mucho amor. Y a cambio será una fuente inagotable de amor, lo que hará que se gane un lugar muy especial en nuestro corazón. Depende de nosotros que se convierta en ese miembro más en la familia o incluso nuestra única familia, y en ocasiones hasta en esa primera experiencia de amar y ser amado.