domingo, 17 de mayo de 2015

Mi Historia Personal



Mi nombre es  Windy, pero me llaman wendy, soy  ante todo una mujer apasionada,  feliz y eternamente enamorada de ser mamá. Desde niña siempre tuve el sueño de ser madre y como toda niña jugaba con mis hermanas, tomaba una cartera, me subía en unos tacones y buscaba mi muñeca, y ese era nuestro juego favorito.  Hoy ese sueño es realidad y para mi ha sido la mejor y más profunda experiencia en mi vida.

Depresión post parto ¿Mito o realidad?


Comencé a notar que algo no funcionaba bien en el momento en que empecé a estresarme mucho cuando mi hijo no se dormía, las horas me parecían eternas. Llegó el momento en el que me sentí frustrada y triste porque me preguntara si eso era todo lo que haría con mi vida, me sentía tan aburrida.  Mi esposo salía muy temprano y no regresaba hasta la noche, por lo que ni siquiera me asomaba fuera de la casa, no intentaba salir a conversar con las vecinas y no hablaba por teléfono.

Aborto espontáneo! ¡Triste realidad!

Un tema muy difícil de tratar para mi es este, se que la historia de las que le hablaré es una experiencia que muchas madres han tenido en sus vidas y ahora sé que son muchas más de las que yo alguna vez hubiese pensado.  Cuatro años después que Luis Mario nació quise tener otro hijo, ya estaba planificada, terminando mi post grado y mudándome a un apartamento más grande y mejor situado, estaba a menos de 5 minutos de mi trabajo, del negocio de mi esposo y del colegio de mi hijo, por lo que pensé, es el momento perfecto, para mí..., pero no era mi destino. Lo que sucedió despues, no lo hubiese imaginado nunca, en mis planes no estaba fracasar, pero así ocurrió...



El Amor mas Grande

Les voy a contar una historia que a Luis Mario, mi hijo, le encanta escuchar. Algunas veces nos recostamos a reposar juntos y me dice _mami, vamos a conversar. Entonces cada cierto tiempo en esas conversaciones le vuelvo a contar sobre el día que él llegó a mi vida… Pues ahí va…